lunes, 24 de agosto de 2015

Marshall London... ¿Un movimiento genial?

Que Samsung y Apple son los líderes mundiales en el mercado de los smartphones es algo que no admite discusión alguna: entre ambas suman una cuota de más del 50%.

Gracias al nivel de competitividad que llevan manteniendo estos últimos años y a la aparición de otras marcas con dispositivos de gamas media y baja, la tendencia a la portabilidad extrema se ha acentuado: es decir, tener un smartphone en el bolsillo nos permite gestionar infinidad de cosas más allá de cubrir la necesidad básica de comunicación.

Y es en este sentido, el de la portabilidad extrema, donde se abre un abanico de posibilidades para algunas marcas.


En el post de hoy compartimos con vosotros el caso de Marshall, la conocida firma de amplificadores de música (entre otros productos), que ha sacado recientemente al mercado el “Marshall London”, un Smartphone que además de cumplir con las especificaciones que se esperan de un teléfono inteligente de gama media-alta, incorpora un procesador desarrollado exclusivamente para el audio, así como altavoces estéreo, dos entradas para audífonos, compatibilidad con gran variedad de formatos de audio (incluyendo FLAC), etc…

¿Recordáis la gama de teléfonos móviles que Sony lanzó con tecnología Walkman? Podríamos decir que es el precedente más parecido al de Marshall, con una única diferencia: por entonces, el papel de prescriptor de Sony, con su tecnología Walkman, le permitía dirigirse a un grupo más amplio de público objetivo porque no había otro competidor que le hiciera frente dentro de la categoría “teléfono móvil con reproductor de música de alta calidad”; en cambio, Marshall sí tiene que hacer frente a la sinergia Apple-Beats Music.

Puede parecer un panorama complicado, pero existe un camino (uno entre muchos, seguro) que le puede llevar al éxito: el de posicionarse como especialista.

Un ejemplo que os servirá para entenderlo es el de la campaña que llevó a cabo una marca americana de pinturas, que para demostrar que era la mejor marca de pinturas del mercado, hizo una breve encuesta a pintores profesionales del estado de California, en la que se les hacía una pregunta: ¿qué pintura usarías para pintar tu propia casa?

La gran mayoría de los pintores eligieron la marca que realizó la encuesta; de esta forma, pudieron usar el resultado de la encuesta para construir unas piezas creativas y persuasivas que comunicaron abiertamente su condición de líder.

Aplicando este ejemplo al caso de Marshall London... ¿Quién mejor que Marshall para crear el Smartphone con un procesador exclusivo para audio?

En este sentido, ¿ha elegido Marshall una estrategia de diversificación arriesgada? ¿O se trata de una decisión magnífica el hecho de aprovechar la tendencia de portabilidad extrema para convertirse en el fabricante líder de este segmento de smartphones?