viernes, 19 de junio de 2015

Por un intercambio justo: ejemplo de relación win-win entre una marca y sus clientes


Sin duda, los avances tecnológicos y de comunicación están permitiendo a las marcas obtener mucha información de los consumidores. Que puedan contar con ella es fundamental para la elaboración y el desarrollo de estrategias que se centren en la personalización de productos y servicios.

Aunque es cierto que también surgen críticas ante lo que se puede considerar invasión de la intimidad de las personas, la realidad es que gracias a esto, la comunicación masiva y poco cualificada irá desapareciendo a favor de una publicidad mucho más segmentada y menos molesta para el público.

Un reflejo de esta tendencia, y que nos sirve de ejemplo para explicar este planteamiento, es la acción Smart Bottle, llevada a cabo recientemente por parte del grupo Diageo para su marca de whisky Johnnie Walker Blue Label.

A través de la optimización de su packaging, han convertido las simples etiquetas de sus botellas en etiquetas electrónicas, que son capaces de:

  • Detectar los movimientos que sufren las botellas, ya sea en la etapa de distribución o el punto de venta, incluso cuando estas son abiertas por parte del consumidor.

  • Compartir contenidos, que se pueden adaptar dependiendo del lugar en el que se encuentren gracias a tecnología NFC, permitiendo el intercambio de datos con los smartphones.


Las posibilidades que se generan a partir de esta optimización, y que servirán para crear un vínculo mucho mayor con las personas que te compran, son numerosas: adaptar las promociones dependiendo del espacio de venta en el que se encuentre el producto, dotándolo así de un mayor valor en función de la zona en la que se esté vendiendo; cambiar esa información por recetas y consejos que puedes descargar en casa si escaneas la etiqueta de la botella con tu Smartphone, etc…

Si las marcas siguen actuando de esta forma y logran establecer una relación mucho más cercana con sus clientes, basada en una un intercambio justo en el que satisfagan necesidades a cambio de obtener más información con la que consigan elevar el grado de personalización de sus servicios, la tendencia crítica que habla de invasión de la privacidad irá inclinándose hacia una opinión mucho más favorable, porque todo el mundo saldrá ganando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario